Poderosos Cambios de Estilo de Vida Para Mejorar el Azúcar en la Sangre

Te sentirás mejor y tus números tampoco se verán tan mal.

Loading the player...

Después de ser diagnosticado con diabetes, una de las cosas más importantes que aprenderás es cómo controlar tu nivel de azúcar en la sangre. Es importante saber identificar los síntomas de niveles altos y bajos de azúcar en la sangre, para que tu médico pueda diseñar un plan de tratamiento para ti. También pueden recomendar algunos cambios en el estilo de vida para mantener el azúcar en la sangre bajo control y tener una mejor calidad de vida en general.

Lo que sucede normalmente es que tu cuerpo descompone los alimentos y los convierte en azúcar. Ese azúcar se ingresa al torrente sanguíneo, por lo tanto lo llaman, "azúcar en la sangre". En ese momento, la insulina transporta el azúcar de la sangre a las células de tu cuerpo, donde se puede usar como energía.

Cuando tienes diabetes tipo 2, tu cuerpo no usa la insulina de manera eficiente, por lo que tu azúcar en sangre permanece en niveles altos. El nivel alto de azúcar en la sangre por sí solo puede ser peligroso, pero también puede causar daño a otras partes de tu cuerpo. Por ejemplo, un nivel alto de azúcar en la sangre crónico puede dañar las paredes de los vasos sanguíneos, aumentando el riesgo de enfermedad cardíaca.

Síntomas de un nivel bajo de azúcar en sangre

Algunas señales a tener en cuenta al intentar determinar si tu nivel de azúcar en la sangre es bajo incluyen:

  • Temblor
  • Transpiración
  • Nerviosismo o ansiedad
  • Irritabilidad o confusión
  • Mareo
  • Hambre

Síntomas de un nivel alto de azúcar en sangre

Esta puede ser la causa más común de diabetes tipo 1 y 2. Algunas formas de diferenciarlo de un nivel bajo de azúcar en sangre son:

  • Fatiga
  • Sed
  • Visión borrosa
  • Necesidad de orinar con más frecuencia

Qué puedes hacer para controlar el azúcar en la sangre

Los medicamentos pueden ser extremadamente útiles para controlar tu nivel de azúcar en la sangre. Dicho esto, hacer algunos cambios inteligentes en el estilo de vida son cruciales para maximizar tu tratamiento y lograr un mejor control del azúcar en la sangre.

Los hábitos saludables para mejorar el control de la glucosa incluyen:

  • Llevar un registro: Notar lo que puede aumentar o disminuir tus niveles de azúcar en la sangre puede ser útil para tu médico.
  • Consume una dieta saludable en general: Elige alimentos y bebidas con menos calorías, grasas saturadas, grasas trans, azúcar y sal. En cambio, concéntrate en alimentos integrales como verduras, cereales integrales, frutas, legumbres y frutos secos.
  • Ten una rutina: Come a horas regulares y no te saltes las comidas. Limita los dulces y el alcohol: estas cosas pueden aumentar tu nivel de azúcar en la sangre y causar síntomas o reacciones negativas.
  • Ten cuidado con las porciones: Come la cantidad recomendada de alimentos para tu cuerpo.
  • Encuentra formas de aliviar el estrés: Lidiar con niveles bajos o altos de azúcar en la sangre puede ser estresante, y experimentar niveles altos de estrés puede afectar el azúcar en la sangre.
  • Haz ejercicio con regularidad: Hacer ejercicio hace que tus células sean más sensibles a la insulina. Esto ayuda a que la insulina funcione de manera más eficaz.

Obteniendo ayuda

Si tienes preguntas sobre cómo incorporar cambios en tu vida diaria, habla con tu médico. Juntos pueden hacer un plan y discutir cómo hacer ajustes graduales que funcionen para ti y tus objetivos de salud.