Evita el Aumento de Peso Durante la Temporada Navideña con Estos 5 Trucos

Como no acumular libras durante esta temporada navideña.

Loading the player...

Ahh, la temporada navideña: una época alegre llena de fiestas, regalos, comidas deliciosas y... pantalones más ajustados. Para algunos, acumular algunas libras durante la temporada de invierno es un efecto secundario inevitable del estrés, las golosinas poco saludables y las noches de insomnio que pueden traer las vacaciones. Este año, con un poco de conocimiento, puedes disfrutar de tus travesuras navideñas (y comértelas también) sin inclinar la balanza. Aquí te damos cinco secretos que te ayudarán a comenzar el año nuevo un poco más esbelto.

1. Planifica con anticipación.

Comer por estrés es algo real, y la planificación de fiestas de último momento o la búsqueda de regalos pueden provocarlo. Hazte un favor y tómate el tiempo para organizar todas tus necesidades navideñas con anticipación para no solo mantener la cordura, sino también evitar la comelata emocional y sin sentido más adelante. Hacer una lista y revisarla dos veces puede ser de gran ayuda.

2. Estar preparado para la fiesta.

Así como es aconsejable no ir de compras al supermercado con el estómago vacío, tampoco debes ir a una fiesta con hambre. Ármate con un refrigerio o una comida saludable antes de la fiesta para que te sientas menos tentado por las golosinas poco saludables cuando estés allí (¡y no te quedes junto a la mesa de la comida!). Si tienes ganas de relajarte un poco, planifica algunas comidas bajas en calorías antes y después de las festividades (y tal vez un entrenamiento adicional) para equilibrar las calorías adicionales.

3. Haz extra ejercicio físico.

Claro, comprar en línea es conveniente, pero no quemará calorías adicionales. En su lugar, ponte esas botas de invierno y vete a comprar regalos. Solo 30 minutos de una caminata enérgica genera alrededor de 150 calorías (para una persona de 155 libras). ¿Un viaje de compras de dos horas? ¡Se quemaron 600 calorías! ¿Te sientes extra motivado?

Estacionate más lejos de la entrada de la tienda para aumentar aún más tu quemadura de calorías.

4. Ten meriendas saludables a la mano.

Estás corriendo por ahí o estás ocupado y de repente, tienes hambre. Almacenar meriendas saludables, como almendras, palitos de zanahoria o manzanas en rodajas, en tu automóvil, escritorio o bolso puede ser tu salvación para perder peso cuando el hambre ataca. No solo te permitirá evitar la comida rápida y otras opciones poco saludables para llevar, sino que también te ayudará a mantener estables tus niveles de azúcar en la sangre, por lo que estarás menos tentado por las golosinas navideñas.

5. No escatimes en dormir.

Aunque tu lista de tareas pendientes puede ser una milla de largo, es muy importante obtener esos Zzz. La falta de sueño puede provocar una disminución de la leptina (la hormona que señala "estoy lleno") y un aumento de la grelina (la hormona que señala "tengo hambre"), lo que puede provocar antojos y falta de control del apetito.