Comida Rápida Saludable para Personas Diabéticas

¿Estás pensando en comida rápida para esta noche? Disfrútalos sabiamente con estas sugerencias.

Loading the player...

Hay veces que no quieres comer vegetales. Quieres algo con sustancia y que sea grasiento. La comida rápida, satisface esa necesidad. Una hamburguesa con doble carne, unas papas fritas y un refresco hace a cualquier persona feliz. Encima de eso es conveniente porque puedes ordenarlo por el servi-carro. Pero lo bueno no siempre es lo más saludable, especialmente para los diabéticos. Aquí le enseñaremos unos trucos que puedes aplicar la próxima vez que pases por el servi-carro.

Comida Rápida Saludable

Antes de Ordenar:

Revisa el menú completo: Puedes buscar la información nutritiva de cualquier plato en tu móvil o la computadora.

Pide el tamaño más pequeño referente a tu combo: Muchas veces, la persona que está tomando la orden automáticamente pone tu combinación de tamaño mediano en vez de regular. Siempre verifica antes de pagar.

¡No le tengas miedo al menú infantil!: Cuando no tengas mucha hambre, puedes ordenar una combinación de este menú. También te dan la opción de cambiar las papitas por un yogur o unos pedazos de manzana.

Siempre a la plancha, nunca frito: Si te dan la opción de escoger entre freír la carne o hacerla a la plancha, escoge la segunda opción. Contiene menos calorías y no está empapada de grasa.

Añade vegetales a tu sándwich/plato: Llena tu sándwich o plato de lechuga y tomate o cualquier otro vegetal que prefieras. Esto es mejor que añadir ingredientes adicionales que son altos en grasa como la mayonesa, la tocineta y el queso.

Pide pan o una tortilla integral: Esto es un buen sustituto para el pan blanco, que tiene más calorías y carbohidratos. También puedes remover el relleno del pan, si quieres.

Los aderezos siempre van al lado: Así puedes controlar cuánto le echas. Muchos aderezos están llenos de azúcar y hay que usar menos de lo que pensamos. También evita los ingredientes adicionales como el queso, la tocineta y los panecillos tostados.

Evita los refrescos: Tienen demasiada azúcar. En su lugar, toma té sin azúcar, un refresco dietético, café o agua con gas.

Con estos trucos, la comida rápida no tendrá que ser prohibida en tu casa.