Consejos Para el Trastorno Afectivo Estacional Durante la Pandemia del Covid-19

El estrés del covid-19 y el trastorno afectivo estacional puede ser difícil para algunos.

Loading the player...

Para algunos individuos, el invierno es una lucha. Las personas con trastorno afectivo estacional experimentan síntomas de depresión durante los meses fríos con menos horas de luz solar. Desafortunadamente, el trastorno afectivo estacional durante la pandemia tiene el potencial de ser extremadamente difícil para estas personas.

El trastorno afectivo estacional, o SAD, es un subtipo de depresión que ocurre durante los meses de otoño e invierno. (En raras ocasiones, afecta a algunas personas durante los meses de verano). Los individuos con SAD pueden ver que su estado de ánimo y su energía se desploman en el invierno. Además, pueden tener cambios en su apetito y sueño, y pueden perder interés en las actividades que normalmente disfrutan.

Como el covid-19 afecta el trastorno afectivo estacional

Lo más importante que puede hacer cada persona en la lucha contra el covid-19 es quedarse en casa el mayor tiempo posible. Minimizar el contacto con personas ajenas a su hogar es la forma más eficaz de reducir la propagación del covid-19.

El fallo de esta estrategia eficaz es que algunas personas se sienten aisladas, solas o deprimidas. Además, el estrés de la pandemia está provocando que algunas personas formen insomnio, desesperanza o dificultad para concentrarse. Todos estos también son síntomas de SAD. Como resultado, la combinación de los dos puede ser devastadora.

Manejo del trastorno afectivo estacional durante la pandemia

Si sientes que los síntomas de SAD están comenzando a controlar su vida diaria, le recomendamos que pruebe estos consejos para afrontar la situación:

1. Evita "hibernar"

El retraimiento social es una tendencia común entre las personas con SAD. Desafortunadamente, puede empeorar los síntomas. Recuerde, el distanciamiento social no tiene por qué significar la pérdida de conexión con los demás. Utilice la comunicación virtual para conectarse con otros. (Si tiene "fatiga de zoom", ¡no olvide que las llamadas telefónicas regulares también son una opción!)

Dependiendo del clima, puede abrigarse y encontrarse con un amigo para charlar al aire libre socialmente distanciado. Sin embargo, estar afuera en el frío a veces puede empeorar los síntomas para algunas personas, por lo que depende de usted y de sus factores desencadenantes.

2. Prueba la fototerapia

La fototerapia para el trastorno afectivo estacional implica una caja de luz brillante con 10,000 lux. En general, los expertos recomiendan sentarse frente a la luz durante unos 30 minutos al día, especialmente por la mañana. Puede mejorar el estado de ánimo y reducir los síntomas del SAD al compensar la falta de luz solar natural.

3. Habla con un terapeuta

Muchas personas han comenzado a ver terapeutas durante la pandemia. Con tantos terapeutas que ofrecen visitas de telemedicina, ir a una cita de terapia es más fácil que nunca (puede hacerlo en la comodidad de su propia cama).

Un terapeuta puede ayudarlo a hablar sobre sus sentimientos, incluso aquellos por los que se sienta tonto o culpable. Pueden ayudarlo a encontrar validación en algunas de sus inquietudes, incluyendo formas de abordarlas. Además, la terapia es un gran lugar para aprender formas saludables de manejar el estrés y los sentimientos negativos.

4. Encuentra formas de mover tu cuerpo

El trastorno afectivo estacional puede hacer que te sientas letárgico y perezoso. Desafortunadamente, la inactividad puede empeorar estos síntomas. Es por eso que el ejercicio, por poco atractivo que sea cuando los síntomas son intensos, es tan importante. Incluso pequeñas cantidades de ejercicio pueden mejorar el estado de ánimo y los niveles de energía.

Es un momento estresante, pero no estás solo. Hay personas que pueden ayudarte a sobrevivir la temporada, incluso la pandemia.